teletrabajo sillas de oficina

Ergonómica y ajustable, así debe ser nuestra silla de oficina

¿Cómo debe ser una silla de oficina? Contar con una silla que evite malas posturas es fundamental para desarrollar nuestro trabajo en las mejores condiciones.

Cada vez pasamos más tiempo frente al ordenador. Los dolores de espalda son cada vez más frecuentes debido a las largas jornadas. Y todo por no contar con una silla ergonómica que se ajuste a nuestras necesidades.

La higiene postural es el mejor aliado en nuestro puesto de trabajo. Y garantizar una buena postura es sencillo si sabemos cómo. Presta atención.

Una silla de oficina que se adapte a ti

La adaptabilidad de una silla ergonómica nos garantizará mantener una buena postura. Los ajustes son esenciales puesto que las necesidades de cada persona son diferentes.

Cuantas más posibilidades de ajustar tengamos, mejor. Una buena silla de oficina debe ser 100% ergonómica, lo que significa que se adapta completamente a nuestro cuerpo.

Hoy en día existen modelos especialmente diseñados para que nuestro cuerpo se resienta lo menos posible. Y por ello, deberemos buscar opciones que nos ayuden a evitar algunas molestias como las que nos explica el fisioterapeuta Moisés Cuenca.

Respaldo, asiento y altura

Para una máxima ergonomía nuestra silla de oficina se debe ajustar completamente a nosotros en todos sus puntos. Existen dos aspectos esenciales: respaldo y asiento.

La inclinación del respaldo permitirá ajustar nuestra posición frente al escritorio. Para ello es también útil contar con un soporte lumbar que nos ayude a apoyar la espalda. Todo ello mantendrá una posición natural de nuestra columna vertebral.

Un asiento que pueda desplazarse hacia adentro o hacia afuera nos permitirá mantener una correcta postura de nuestras piernas ya que se adaptará a la longitud de las mismas. Una vez sentados, nuestras piernas deben formar un ángulo de 90º. Esta característica evitará especialmente posibles lesiones en rodillas.

Y, por último, la altura del asiento de nuestra silla de oficina debe ajustarse para que toda la superficie de los pies descanse sobre el suelo. Además, con una altura del asiento ajustable podremos adoptar diferentes posiciones a lo largo del día para hacer más llevaderas las largas jornadas de trabajo.

Sillas ergonómicas ideales para trabajar

Actualmente existen multitud de alternativas para garantizar una buena ergonomía en la oficina o en nuestro hogar. Echa un vistazo a nuestra sección de sillas ergonómicas.

Una buena opción es la AURIGA, una alternativa estética y económica muy práctica para entornos de oficina como para nuestro despacho en casa.

Otra de las opciones más populares es la PACIFIC, una silla cómoda y funcional. Equipada con regulador para la zona lumbar y un respaldo alto que garantiza la máxima ergonomía.

Y si buscamos un modelo con una prestación máxima en ergonomía podemos optar por la silla de oficina ASTORIA TX. Una silla única, con un diseño avanzado que proporciona el máximo confort.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *